Archive

Red Capricornio: una nueva ruta de conectividad a Internet en Argentina

El 15 de abril se inauguró oficialmente una nueva red de fibra óptica de alta capacidad de más de 15.000 km. que unirá Argentina, Brasil y Chile fortaleciendo la conectividad en la región. Esta nueva red, con salida al océano Pacífico y al Atlántico, conecta a las provincias del norte argentino entre sí, y a su vez, con toda la región y el mundo sin pasar por Buenos Aires. 

La Red Capricornio es el nuevo punto de acceso de conectividad internacional de Argentina y representa un nuevo hito para el país y la región. A nivel nacional, se suma como una alternativa a la conexión que actualmente se establece a través de los cables submarinos que llegan a la localidad de Las Toninas en la provincia de Buenos Aires.

Esta iniciativa de carácter federal, que vincula a los sectores públicos y privados, es llevada a cabo por distintas organizaciones de Argentina, Brasil y Chile: Silica Networks, Ecom, Ampernet Telecom, Marandu Comunicaciones y REFSA Telecomunicaciones. Como resultado del trabajo conjunto se conformó una red de más de 15.000 km, que tuvo como base la interconexión de las redes de fibra óptica de cada una de las partes y se completó con la construcción de nuevos tramos. 

En la primera etapa, la Red Capricornio unió las provincias de Chaco, Formosa y Misiones con Brasil, a través de la frontera entre la localidad de Bernardo de Irigoyen (Misiones) y las ciudades brasileñas de Dionisio Cerqueira (Santa Catarina) y Barracão (Paraná) completando así la salida al Océano Atlántico vía Pato Branco, San Pablo, Río de Janeiro y Fortaleza. 

Actualmente se encuentra en desarrollo la segunda etapa que completará el trayecto de la red hacia el Oeste para cruzar a Chile y conectar al Pacífico a través del Paso de Jama, uniendo la Región de Antofagasta con la provincia de Jujuy. 

Este nuevo acceso de conexión a Internet es considerado un hecho trascendental para las comunicaciones, la economía y la tecnología en la región ya que pretende favorecer la radicación de nuevas inversiones e impulsar la creación de emprendimientos y otras iniciativas basadas en el conocimiento y las TICs, que requieren conectividad de alta capacidad y baja latencia para desarrollar todo su potencial.


De esta manera, se conforma una pieza clave de la infraestructura de Internet regional, brindando conectividad de banda ancha a las provincias del Norte argentino, el Norte chileno, el Sur de Brasil y a las principales ciudades de Bolivia y Paraguay. Se estima que tendrá un alcance potencial de más de 26 millones de personas en cinco países. Así, el proyecto busca asegurar la democratización y el derecho al acceso de la conectividad a la mayor cantidad de habitantes posible, y con ello se pretende disminuir la brecha digital.

Redes Comunitarias, un nuevo tema de discusión en las Charlas Debate

El 26 de junio de 2019 se llevará a cabo la quinta edición de las Charlas Debate sobre Gobernanza de Internet y el tema estará centrado en Redes Comunitarias. El encuentro tendrá lugar en las oficinas de NIC Argentina ubicadas en San Martín 536 1º piso, CABA, desde las 17:30 hasta las 20 hs. Los cupos son limitados y requieren de una inscripción previa.


Las Charlas Debate sobre Gobernanza de Internet son una iniciativa de NIC Argentina en la cual se busca generar un espacio de encuentro fomentando la participación de aquellas personas que ya se encuentran trabajando en los grandes temas que hacen a la Gobernanza de Internet e incentivar a quienes aún no han participado para debatir sobre el presente y futuro de la red.

En esta quinta edición, la temática será: Redes Comunitarias: ¿Cómo pensar modelos alternativos de conectividad a Internet? y, como oradores, contaremos con la presencia de Guillermo Montenegro, Subdirector Nacional de Universalización de Servicios TIC en Enacom, Manuela González Ursi, Coordinadora del proyecto de apropiación tecnológica Atalaya Sur, Damián Cejas, responsable del área técnica de Atalaya Sur, Nicolás Echániz, Miembro de AlterMundi y Oscar Messano, Secretario de la Cámara Argentina de Internet (CABASE).

Guillermo es Ingeniero Electrónico de la Universidad de Buenos Aires y en la actualidad es el Subdirector Nacional de Universalización de Servicios TIC en Enacom. Allí se desarrollan las principales herramientas que se encuentran relacionadas con la utilización de los Fondos del Servicio Universal, con el fin de despliegue de conectividad para proveer acceso al Servicio de Internet en zonas desatendidas y colaborar con el cierre de la brecha digital. Desde el año 2007 se desempeña en diferentes funciones dentro del Ente Nacional de Comunicaciones. 
Manuela, coordinadora del proyecto de apropiación tecnológica Atalaya Sur, es docente y desde hace más de quince años elabora y gestiona proyectos sociales, principalmente vinculados a la educación y el trabajo, en la Asociación para el Fortalecimiento Comunitario.  
Damián es responsable del área técnica de Atalaya Sur. Participa en la Asociación desde sus comienzos. En su función, coordina talleres tecnológicos en Villa 20 y en el proyecto lideró el despliegue de las redes comunitarias y el armado de los equipos técnicos.
Nicolás es miembro de AlterMundi y trabaja con Redes Comunitarias hace más de una década. Es co-diseñador del modelo de red mesh multi-radio que AlterMundi comparte con comunidades que buscan construir su propia infraestructura de comunicaciones.
Oscar es Secretario de la Cámara Argentina de Internet y cuenta con más de treinta años de participación activa en el área de las telecomunicaciones. Es miembro del directorio de LACNIC y Presidente de eCom-Lac, Federación Latino Americana y Caribe para Internet y el Comercio Electrónico. Además, preside el Centro De Capacitación en Alta Tecnología para Latinoamérica y el Caribe y es miembro del directorio de Internet Society, capítulo argentino.

Las redes comunitarias, ¿ayudan a reducir las brechas de conectividad a Internet? ¿Cuáles son las dificultades con las que se encuentran las poblaciones locales y qué tipo de oportunidades se les presenta al acceder a Internet? ¿Es posible generar redes sostenibles?  ¿Cuáles son los mecanismos de regulación existentes para este tipo de redes? ¿Hay limitaciones para acceder a una licencia? Estos serán algunos de los ejes de debate. 

¿Cómo se informan los adolescentes?

Internet se ha transformado en la principal fuente de información de los jóvenes contemporáneos. Según investigaciones internacionales un 80% de los jóvenes solo ingresa al primer enlace que les aparece en una búsqueda en la red.

Las tecnologías digitales provocaron importantes cambios en las prácticas comunicacionales, transformando los modos de consumo de información de los diferentes públicos. La red proporciona un escenario repleto de posibilidades que rompe con el modelo de comunicación unidireccional, y además almacena una cantidad de contenido que está disponible en cualquier momento y lugar. En este marco, diferentes estudios internacionales mostraron que los adolescentes se trasladaron al entorno digital para buscar todo tipo de información, teniendo en cuenta que la vida diaria de los menores de 18 años está atravesada por las tecnologías, donde pasan la mayor parte de su tiempo.

El Estudio Internacional sobre Alfabetización Computacional e Informacional (ICILS, en inglés), de la Asociación Internacional para la Evaluación del Logro Educativo (IEA, en inglés) mostró que un 58% de los jóvenes escolarizados de la Ciudad de Buenos Aires usa una computadora para buscar información y que dentro de este porcentaje, un 74% utiliza las diferentes redes sociales. La investigación también reveló, que a nivel internacional, el 80% de los chicos solo ingresa al primer enlace que aparece en una búsqueda en Internet, mientras que un 50% confunde información con publicidad. Sumado a esto, resulta que presentan complejidades para identificar cuándo un sitio es confiable y cuándo no lo es o cuál es la fuente autorizada para tratar ciertos temas. Particularmente en las redes sociales, los chicos suelen confiar más en quién le envió la información que en el autor. En muchas ocasiones, este es el origen de las mal llamadas fake news (o desinformación), y de por qué circulan y se viralizan. Esto demuestra que los adolescentes poseen graves dificultades, limitaciones y carencias a la hora de informarse

Diversas instituciones como la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) realizaron un seguimiento de esta realidad y advirtieron que es necesario actuar con rapidez para mitigar las consecuencias que esté presente puede producir a futuro. Es por eso que concentraron sus esfuerzos en planificar campañas acerca de la formación escolar que reciben los chicos y adolescentes haciendo hincapié, principalmente en la importancia de generar competencias reflexivas en chicos y adolescentes. 

“El foco debe estar en los jóvenes”, afirma Roxana Morduchowicz consultora de la UNESCO en temas de educación y tecnologías y autora del libro “Ruidos en la web: Cómo se informan los adolescentes en la era digital”, “porque son un grupo social en formación, que debemos apuntalar. Es una generación que nació ya con Internet y las nuevas tecnologías. Se suele decir que los adolescentes manejan mejor las tecnologías que los adultos, pero hay que insistir en que es un uso exclusivamente instrumental: conocen la herramienta, el soporte, pero carecen de un criterio crítico y reflexivo que es el que queremos promover”

Algunas recomendaciones para informarse en Internet

  1. Al realizar una búsqueda, seleccionar de manera consciente las palabras que la originarán para que los resultados que se obtengan sean lo más precisos posibles.
  2. No utilizar sólo el primer enlace que aparece en el buscador y, por el contrario, consultar más de un sitio web para comparar los datos que ofrece cada uno sobre un mismo tema.
  3. Verificar si la información obtenida proviene de instituciones o autores reconocidos y confiables.
  4. Identificar las fuentes que utiliza el texto y reconocer si están autorizadas para tratar el tema.
  5. No confundir cómo llegó la información (a través de un amigo o un contacto) con la fuente (quien originó dicha información).
  6. Analizar si las imágenes o videos contenidos en ciertos textos han sido manipulados o sacados de contexto.
  7. Utilizar y compartir sólo los contenidos sobre los que se hizo todo este ejercicio previo.